Los mejores del mundo empacando piña

Esta es una nota especial, dedicada a todas las personas que trabajan en las plantas empacadoras de piña en nuestra compañía. Hemos creado este artículo con el fin de mostrarles a los lectores de El Pionero Digital el trabajo tan importante y el esfuerzo que realizan nuestros compañeros cada día.

La gente cree que el empaque de piña es una labor sencilla, pero no lo es. De hecho, este proceso comienza mucho antes de que la fruta llegue a la Empacadora. Cuando uno trabaja en la Planta empacadora se da cuenta de que las labores comienzan desde que la fruta está en el campo. Es cierto que nosotros somos quienes le damos el último proceso, sin embargo, esto no sería posible sin el trabajo que hacen nuestros compañeros, desde la preparación de suelos, hasta la siembra, la cosecha y otras tareas. En gran medida, nuestro trabajo en la Planta depende de todo lo que ellos hagan, es decir que, para poder alcanzar nuestras metas es importante que las demás labores hayan cumplido con sus objetivos. Es así como nos damos cuenta de que el trabajo de todos está relacionado, y es lo que nos hace ser los mejores.

Las labores que se llevan a cabo en la Planta empacadora no consisten simplemente en “empacar piña”. Además del empacador, existen diferentes puestos que permiten mantener la calidad de la fruta que caracteriza a la compañía. Entre ellos se encuentran: bajadores, seleccionadores, estivadores, muestreadores, tarimeros, bodegueros, encolilladores, zunchadores, puenteros, montacarguistas mecánicos, técnicos, soldadores y todo el personal de mantenimiento.

Los trabajos en la Planta empacadora son muy demandantes, no es fácil convivir con tantas personas en el mismo lugar y al mismo tiempo, sin embargo, la mayoría hacemos lo posible por llevarnos bien. Nunca falta uno que otro inconveniente, pero nos gusta que exista armonía, porque somos un gran equipo de trabajo.

Empacar piña fresca es una tarea muy difícil, debido a que tenemos clientes muy exigentes en mercados muy lejanos. Esto requiere un enorme esfuerzo, coordinación y cumplimiento de muchos estándares de calidad. La piña no es como una lata de atún o una bolsa de jabón, los cuales son productos que pueden permanecer varios días en una bodega sin riesgo alguno. La piña demanda un trato muy especial, que necesita de personas muy capaces y con muchas habilidades para poder enviar el producto a su destino, en el menor tiempo posible y sin causarle ningún daño.

Actualmente, la compañía cuenta con siete plantas empacadoras de piña fresca, tres en la Zona Pacífica y cuatro en la Zona Atlántica. Esto significa que todos los días hay muchas personas recibiendo, seleccionando, empacando y despachando la mejor fruta para los consumidores.

Tal vez nosotros, como compañeros de la Planta empacadora, estamos muy acostumbrados a vernos día con día, y posiblemente hemos dejado de apreciar el gusto de estar unidos. Sin embargo, en este momento me pongo a pensar en lo indispensables que son mis compañeros, y sobre la importancia que tiene el hecho de que estemos aquí juntos. Si mis compañeros no hacen bien su trabajo, eso me afectaría a mí. Y, si yo no hago bien mi trabajo, los voy a afectar a ellos. Entender esto es muy importante, porque así nos damos cuenta de que nos necesitamos unos a otros, para que nuestro trabajo funcione y para poder disfrutar de los resultados de nuestros esfuerzos.

Cargamos con la responsabilidad de tener el último contacto con la fruta antes de distribuirla a los clientes y esto genera una gran presión, por eso, a las personas que recién comienzan en las labores de Planta empacadora, queremos darles un consejo: cuando uno está dispuesto a aprender, las labores son más llevaderas y se disfrutan al máximo.

Cualquiera podría trabajar en Planta empacadora, pero no cualquiera puede hacerlo con la calidad que lo hacemos nosotros. Eso es lo que diferencia nuestra piña de las demás. A todos los trabajadores y trabajadoras de las plantas empacadoras de nuestra compañía, les enviamos un saludo muy especial, porque sabemos que, estén donde estén, están dando lo mejor de sí. Además, sus familias y todos sus compañeros nos sentimos realmente muy orgullosos de ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *